El cuento de la Lechera y los okupas

El gobierno de Cataluña es un gobierno golpista que ha intentado crear su legalidad paralela derogando la Constitución española de 1978 y tratando de ejercer “o despojar” las facultades del gobierno en el ámbito de la Comunidad Autónoma (art.472.6 del Código Penal) así como expulsar al Estado y al Estado de Derecho de Cataluña. Su apuesta han sido muy fuerte (leyes del 6 y 7 de septiembre de Referéndum y de creación de la República) y ha producido el efecto de despertar a la sociedad española, en principio perpleja y ahora indignada, que ha respondido con las masivas manifestaciones de los días 7 y 8 de octubre en defensa de la unidad de España y la defensa constitucional. Los golpistas son ahora los sorprendidos pues no esperaban esta masiva respuesta, ni calculaban que su rebelión contra la legalidad motivaría la fuga de casi 1000 empresas de Cataluña entre las que se incluyen grandes sociedades del IBEX 35. Sigue leyendo

Comentar

El Rey ha hablado; ahora han de actuar los poderes del Estado.

El Martes 3 de octubre, dos días después del 1-O, día en el que intentó celebrar el Gobierno de la Generalidad el referéndum de autodeterminación, con desobediencia de la suspensión dictada por el TC, el Rey se ha dirigido a todos los españoles para hablar del caso de las autoridades de Cataluña. Ha dicho que “todos” somos testigos de los hechos que “desde hace tiempo” realizan determinadas autoridades de Cataluña, que de “manera reiterada, consciente y deliberada, han venido incumpliendo la Constitución y su Estatuto de Autonomía”; luego, ha calificado estos hechos de “deslealtad inadmisible” hacia los poderes del Estado y ha afirmado, que se han apropiado de las instituciones de Cataluña”. Así, por todo ello el Rey ha dicho que “ante esta situación de extrema gravedad, que requiere el firme compromiso con todos los intereses generales, es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional”. Sigue leyendo

Comentar

Los catalanes no son raritos

Los catalanes son unos españoles que no merecen excepción ni trato distinto. No son imbéciles, estúpidos, bobalicones, pazguatos, idiotas, retrasados, infantiles, faltos de nada, o ‘raritos’. Son normales. Por ello, no están aparte del resto ni merecen ser tratados de forma especial. Sin embargo, desde hace tiempo y por motivos distintos, a los catalanes, a lo largo de la historia y en la misma actualidad, se les ha tratado y trata como si fueran de una especie distinta. Sigue leyendo

Comentar