El Rey ha hablado; ahora han de actuar los poderes del Estado.

El Martes 3 de octubre, dos días después del 1-O, día en el que intentó celebrar el Gobierno de la Generalidad el referéndum de autodeterminación, con desobediencia de la suspensión dictada por el TC, el Rey se ha dirigido a todos los españoles para hablar del caso de las autoridades de Cataluña. Ha dicho que “todos” somos testigos de los hechos que “desde hace tiempo” realizan determinadas autoridades de Cataluña, que de “manera reiterada, consciente y deliberada, han venido incumpliendo la Constitución y su Estatuto de Autonomía”; luego, ha calificado estos hechos de “deslealtad inadmisible” hacia los poderes del Estado y ha afirmado, que se han apropiado de las instituciones de Cataluña”. Así, por todo ello el Rey ha dicho que “ante esta situación de extrema gravedad, que requiere el firme compromiso con todos los intereses generales, es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional”. Sigue leyendo

Comentar