Comunicado Club Liberal Español

Comunicado del Club Liberal Español

Nota para la reconstrucción de economía y empleo

El Club Liberal Español presenta en este documento unas ideas razonadas para impulsar la reactivación de la economía española, que presenta al 12-05-20 casi total inactividad tras dos meses de duro confinamiento en casa de los 47 millones de españoles y de la hibernación de las empresas, a causa de la epidemia del coronavirus y la declaración del Estado de Alarma.

Es muy conveniente que el Gobierno y la Comisión Parlamentaria creada para la Reconstrucción se separen de dogmas ideológicos y actúen inspirados en el interés general.

Estas ideas requieren para su implantación el reconocimiento del marco de convivencia  regulado por la Constitución de 1978, el respeto al Estado de Derecho y el impulso de instituciones democráticas ya que, lamentablemente, hay en España serios síntomas de autoritarismo en los actos del gobierno y en la legislación que se está aprobando durante este periodo de alarma. Por ello, en todo caso:

1.- Deben respetarse las Instituciones del Estado y la División de poderes. El Poder Judicial no debe ser presionado por el gobierno y debe respetarse la independencia de los jueces y Tribunales que dan garantía al ejercicio de la libertad y a los derechos de los ciudadanos. La SEGURIDAD JURÍDICA es imprescindible en una sociedad occidental democrática.

2.- La acción sanitaria contra una epidemia debe centrarse en la prevención, la organización de sistemas y en la aplicación de tratamiento. La epidemia no es motivo, tras el tiempo transcurrido, para que el Gobierno restrinja, casi suprima, las libertades, como está ocurriendo, sometiendo a la población a un estado de excepción encubierto bajo el nombre de estado de alarma. Por ello:

  • No procede mantener este extraordinario confinamiento de la población, prorrogado 4 veces, porque, ahora, no hay razones sanitarias para solicitar nueva prórroga y hay que poner en marcha la economía.
  • El Gobierno debe dar información veraz sobre su actuación y sobre el número de muertos por coronavirus que ya superan los 26.000. Los medios de información públicos deben informar con neutralidad y servir al pluralismo político.

3.- El principio de legalidad exige que el gobierno actúe sometido al imperio de la ley; por ello:

  • Debe cumplir el principio de transparencia y publicidad en la contratación pública y facilitar los datos de adjudicatarios y contratos en el Portal de  Transparencia.
  • Debe informar la composición del Comité de expertos que le asesora en la epidemia y de los criterios objetivos de “desescalada” para evitar la arbitrariedad en la toma de decisiones.

4.- Debe respetarse el principio de libre empresa para que la inversión y el riesgo privado impulsen la creación de empleo y de riqueza. Es el sector privado el que, vía impuestos, financia el Presupuesto del Estado.

5.- Se debe derogar la legislación aprobada durante el estado de alarma cuya vigencia se extienda más allá del final del periodo de alarma.

Las multas impuestas por infringir la prohibición de movimiento de los ciudadanos deben ser archivadas o revocadas.

6.- No debe prorrogarse más el estado de alarma.

I.- PROPUESTAS DE POLÍTICA ECONÓMICA PARA EL PROGRESO

La economía española será una de las más perjudicadas de la UEM por las medidas de hibernación de la actividad productiva y de confinamiento de la población, que se han efectuado, por el “Estado de Alarma”.

Es previsible que el PIB de 2020 se contraiga entre un -12% y un -13%; el paro supere los seis millones de desempleados, es decir el 26% de la población activa, el déficit público se acerque al -14% del PIB y la deuda pública alcance el 120% del PIB. Para favorecer la recuperación de la actividad El Club Liberal Español, propone la implementación urgente de las siguientes medidas de política económica, considerando que la defensa de la Libertad económica es fundamental para impulsar la prosperidad futura.

  • La empresa privada es el agente económico generador de valor y empleo por excelencia, es necesario favorecer su actividad para mejorar la productividad y eficiencia, para ello es necesario que los plazos de deshibernización de la economía se agilicen y se realicen en colaboración con los diferentes sectores productivos. Los autónomos, PYMES y grandes empresas deben ser el motor de la actividad.
  • Hay que combatir el paro facilitando el empleo suspendiendo temporalmente el salario mínimo interprofesional.: 13 millones de trabajadores no podrán sostener a 21 millones de personas que dependen directamente del Estado como son 9 millones de pensionistas, 5 millones de parados, 4 millones de Erte y 3 millones de funcionarios.
  • El Mercado es el mejor mecanismo de asignación de recursos, y los precios fijados libremente, por lo que no se deben regular por el Gobierno, asimismo se deben favorecer la competencia y evitar políticas proteccionistas frente al comercio Internacional.
  • La mayor eficiencia, demostrada teórica y empíricamente de la empresa privada sobre la pública, hace necesario un nuevo programa de privatización de compañías pertenecientes al sector público, en sus diferentes niveles de Las Administraciones Públicas, que asimismo serviría para reducir parte del  alto endeudamiento del Sector Público.
  • La presencia del Sector Público en la economía debe ser subsidiaria.
  • Además es necesario impulsar la colaboración público – privada en muchos ámbitos, como en la sanidad o la educación.
  • Resulta esencial llevar a cabo una profunda reforma de las Administraciones Públicas, que reduzca su tamaño, disminuya su coste y mejore su eficiencia. La crisis sanitaria ha demostrado la necesidad de modernizar los procedimientos y coordinar las administraciones. Es necesario acelerar la digitalización de la función pública.
  • Para reducir los costes de producción (agrícola, industrial…) es necesario realizar inversiones en Obras Públicas, de abastecimiento de agua y en transporte ferroviario de mercancías, así como  alargar la vida útil de las Centrales Nucleares. También es conveniente suspender temporalmente el Salario Mínimo Interprofesional. Asimismo resulta fundamental, potenciar las tecnologías de información y comunicación, sobre todo el 5G.
  • Los Presupuestos Generales del Estado van a sufrir un gran desequilibrio y el gasto público representará el 51% del PIB. Se deben elaborar según la metodología de “Base 0” para analizar cada una de las partidas de gasto público, y eliminar las que no tengan justificación económica ni sean compromisos irrenunciables, tales  como las pensiones públicas o los intereses de la deuda.

Es necesario incidir especialmente en la reducción de las transferencias de carácter político.

  • Resulta fundamental mantener la fiscalidad de la mayor parte de los impuestos, sin elevarlos, y reducir algunos como el IVA para  bienes y servicios esenciales , como son las mascarillas.

Asimismo se deben eliminar definitivamente los impuestos de Patrimonio y de Sucesiones, por su ineficiencia, y por ser injustos, por gravar rentas que ya han tributado previamente.

También coyunturalmente se debe diferir, en algunos casos el pago del IRPF y del Impuesto de Sociedades, que no procede pagar anticipadamente y debiendo resultar exentos los beneficios no repartidos.

  • Es un error y una duplicidad gravar los patrimonios superiores a 1 Millón de € .
  • Es necesario derogar las normas de carácter económico y laboral que se han aprobado durante el “Periodo de Alarma”. La renta mínima temporal desincentivará el trabajo. La moratoria a los alquileres va a  incentivar la morosidad. La Ley de Transición Ecológica elevará los costes de producción.
  • La investigación y ciencia en materia sanitaria debe ser estimulada y no penalizada para que España esté preparada ante futuras epidemias.
  • La inversión del Estado, por motivo de la pandemia, en empresas con dificultades financieras debe respetar los parámetros europeos en plazo, condiciones y no participar en la gestión.

En definitiva, se trata de una serie de medidas, algunas de carácter coyuntural y la mayoría reformas estructurales, que permitirían aumentar el potencial de crecimiento de la economía española, lo que favorecería el crecimiento, el empleo y el bienestar futuro de la Sociedad.

II.- PROPUESTAS PARA FOMENTO DE EMPLEO

En todo caso, tras esta paralización de la economía, va a ser muy difícil que una buena parte de las empresas vaya a poder reiniciar su actividad y en otros casos la recuperación será progresiva y dependerá de factores externos a ella, lo que obliga a los gobernantes a adoptar decisiones legales temporales de estímulo, tanto en las relaciones individuales de  trabajo como en la negociación colectiva mediante el establecimiento de mecanismos menos rígidos que los que se contemplan en el vigente Estatuto de los Trabajadores o en los Convenios Colectivos. Se proponen entre otras las siguientes medidas:

1.- Permisión del despido por razones objetivas, sin prohibiciones ni restricciones.

2.- Mantenimiento de los ERTEs con incorporación paulatina o progresiva de los trabajadores de cada plantilla, atendiendo a las posibilidades de cada empresa y a la recuperación de su mercado y clientela. Mientras duren los ERTEs la TGSS seguirá haciéndose cargo de las cuotas empresariales de la seguridad social.

3.- Simplificación de la contratación, especialmente, del contrato eventual sin necesidad de expresar un concreto motivo y con la posibilidad de que el plazo inicial de contratación pueda ser prorrogado mediante simple comunicación hasta el límite de dos años.

4.- Establecimiento de un contrato de “relanzamiento de la actividad” por tiempo máximo de tres años pudiéndose desistir del contrato en cualquier momento, sin preaviso, y con una indemnización de 1 día de salario por cada mes trabajado.

5.- Revisión de los contratos de formación y en prácticas, cuya retribución pueda ser del 50% del salario mínimo interprofesional a fin de facilitar la inserción de los jóvenes en el mundo laboral.

6.- Posibilidad de contratar durante la recuperación económica con salarios inferiores a los pactados en los Convenios Colectivos y con un límite en la disminución de su cuantía.

7.- Suspensión durante tres años del salario mínimo interprofesional.

8.- Reconocer el derecho al trabajo a todos los ciudadanos que se encuentran en España de tal suerte que los empresarios puedan contratar y dar de alta en seguridad social a toda aquella persona que se encuentre en territorio español sin incurrir en infracción administrativa o penal siempre que cumpla con las condiciones laborales comunes a lo nacionales y sin perjuicio de que las respectivas administraciones públicas cumplan con sus deberes de inmigración y policía.

9.- Asimismo, reconocer el derecho de los titulares del hogar familiar a la deducción de los salarios y costes de seguridad social de los empleados al servicio del hogar familiar.

10.- Reducción sustancial de los tiempos y cuantías percibidas en las situaciones de desempleo a fin de incentivar la incorporación a la actividad laboral.

11.- Establecimiento de medidas para luchar contra el absentismo laboral.

12.- Buscar fórmulas para que los trabajadores del campo o de actividades temporales puedan compatibilizar la percepción del desempleo con actividades ocasionales sin pérdida de derechos y con una mayor cotización y garantía para su empleador.

13.- Antes que reconocer subvenciones a diferentes grupos y por diferentes motivos, deberían reducirse con carácter general los tipos de cotización de la seguridad social y de aquellos conceptos que se recaudan conjuntamente.

14.- Aplicación de ayudas fiscales temporales a la creación de empleo.

15.- En todo caso, deberían adoptarse dos medidas concretas: la derogación de la obligación empresarial de pagar la prestación por Incapacidad Temporal desde el día 4 al decimoquinto, reasumiendo el pago la TGSS; y la supresión de los tipos más onerosos de cotización al desempleo, reconduciéndolos al tipo general.

16.- En aplicación de la cláusula “rebus sic stantibus” los convenios colectivos en vigor podrán ser objeto de renegociación y, caso de que no haya acuerdo dentro de los tres meses siguientes a la denuncia, los convenios colectivos reducirán las retribuciones en el mismo porcentaje en que se haya reducido el PIB español en el año 2020 y, en su caso, 2021, todo ello con efectos de 1 de julio de 2020.

17.- Facilitar a las empresas el descuelgue de los Convenios Colectivos acordando nuevas condiciones económicas  para sus empleados.

18.- Establecer para las pequeñas y medianas empresas (ej. menos de 20 empleados) una legislación laboral más flexible acorde con su realidad empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.