Buena noticia: nuevo modelo de enseñanza, en libertad, en Baleares

El Parlamento de las Islas Baleares ha convalidado el 25 de septiembre de 2013 el Decreto ley 5/2013 de 6 de Septiembre, que regula el Tratamiento Integral de Leguas (T.I.L.) en los centros docentes no universitarios y ha suprimido el anterior sistema educativo en Baleares de “inmersión” en catalán, estableciendo un nuevo modelo educativo de enseñanza trilingüe, en tres idiomas: español, catalán e inglés. Hay que alegrarse de este cambio de modelo educativo por las razones que vamos a analizar ya que, paradójicamente, Baleares es la región de más alto nivel económico de España y que tiene el mayor fracaso escolar. Las razones son las siguientes:

Primero.- Desde un punto de vista educativo el cambio era necesario, lógico y de interés general, pues está acreditada la relación entre la inmersión escolar en catalán y el fracaso escolar. La mayoría de los escolares de esa región han estado padeciendo la imposición de estudiar todo en catalán, sin poder utilizar su lengua materna como lengua vehicular y, ello, ha causado situaciones de exclusión (el famoso apoyo individualizado) y dificultades de aprovechamiento. El nuevo modelo trilingüe educativo, ha de ser positivo pues los escolares, además de dominar una lengua extranjera, estudiarán en las lenguas oficiales, el español y el catalán. La necesidad de dominar lenguas extranjeras es una evidencia en las Islas Baleares al ser una región cuya principal fuente económica es la actividad turística, está abierta al mundo, hay asentadas empresas hoteleras que son auténticas multinacionales y, hoy en día, el dominio de idiomas extranjeros es imprescindible para “saber” y atender las demandas de visitantes de las Islas.

Segundo.- Desde un punto de vista político, la inmersión “en catalán” en las escuelas implicaba la represión de derechos individuales, en dos ámbitos; por un lado, era una “prohibición” al libre ejercicio de libertad de elección de idioma vehicular en la escuela porque la ley obligaba a estudiar sólo en catalán y ni siquiera, en mallorquín; y, por otro lado, se ha utilizado por muchos docentes para moldear a los alumnos en la ideología nacionalista propia de los secesionistas catalanes, para crear un ámbito pancatalanista y, ya, empieza a oírse la matraca de “los países catalanes”. Y este aspecto de adoctrinamiento en y para el catalanismo, es muy grave en la enseñanza que, según el art. 27.2 CE, debe respetar “los principios democráticos de convivencia y los derechos y libertades fundamentales”.

Tercero.- Desde un punto de vista social, el nuevo sistema educativo acaba con la desigualdad de oportunidades de las personas, al eliminar dificultades para la movilidad geográfica de las familias, españolas y extranjeras, que pretenden tener nuevas oportunidades laborales. Por ello, el modelo de educación trilingüe ha sido muy bien recibido al abrir nuevas posibilidades a las familias que cambien de domicilio, evitando traumas a sus hijos en edad escolar.

Cuarto.- Desde un punto de vista legal, el Gobierno balear ha aprobado el modelo trilingüe que es ajustado a la Constitución de 1978, al Estatuto balear así como a las sentencias y la doctrina de las reiteradas sentencias del TC y del TS dictadas sobre la insistente actuación del gobierno de Cataluña que no cumple ni ejecuta las sentencias que reconocen el derecho de libertad de elección de lengua vehicular.

Existía en las Islas un deseo general de frenar la presión e inercia “procatalanista” y ¡por fin! la mayoría parlamentaria del partido popular ha aprobado esta importante, democrática y necesaria ley de cambio el rumbo educativo que debe convertirse en referencia para otras regiones españolas. Vale recordar que en la Comunidad Autónoma de Madrid, desde hace varios años, se está haciendo un gran esfuerzo para implantar la educación bilingüe español-inglés en muchas escuelas e institutos para crear oportunidades a los alumnos. También se ha abierto la esperanza de libre elección en la reforma de la ley de Educación que está tramitándose en las Cortes.

Sin embargo, la medida está sufriendo resistencia, con huelgas, protestas y manifestaciones de algunos colectivos de profesores catalanistas, a los que se han unido otras personas del mismo signo ideológico, que desean impedir la implantación del nuevo modelo desde comienzo del curso 2013-2014. Los huelguistas desean mantener su status quo, privilegiado, sin importarle el fracaso escolar de sus alumnos. Quienes protestan lo hacen también en defensa de sus intereses personales y económicos para conservar sus ingresos y posición de profesores sólo en idioma catalán, sin compartir con otros profesores las ofertas laborales y para no esforzarse en aprender el idioma inglés. Realmente se han convertido en activistas políticos que olvidan su condición responsable de profesores, desprecian los derechos de los alumnos a recibir clase y menosprecian al Parlamento Balear que representa la voluntad de todos los residentes en las Islas; así que les vendría bien aprender a respetar la libertad, los derechos de cada persona, a cumplir la legalidad de la Constitución y las leyes y a convivir en democracia bajo el imperio de la ley que nos hemos dado todos los españoles, en la CT de 1978. La democracia no puede dudar de su legitimidad frente a quienes, desde la calle y con huelgas, se oponen a cumplir la ley y persiguen conservar sus intereses particulares. ¡Qué afán de modelar el pensamiento ajeno!.

CONCLUSIÓN

Merece nuestra felicitación el Gobierno y el Parlamento de las Islas Baleares que ha aprobado el modelo trilingüe de enseñanza no universitaria: en español, catalán e inglés, desde el curso escolar 2013-2014. Esta ley es positiva y ha acabado con “la inmersión” de enseñanza exclusiva en idioma catalán que, de forma totalitaria, impedía la libertad de elección de enseñanza en lengua materna, y que ha provocado el fracaso de muchos estudiantes. La ley ha sido aprobada legítima y democráticamente y los grupos y sindicatos de profesores huelguistas, que se oponen a su implantación, simplemente, deben cumplirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.