Clases de investidura: la racional y la visceral

La nueva Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid ha sido investida el 24 de junio de 2015 por 65 votos de 129 diputados, 48 votos del Partido Popular más los 17 correspondientes al Partido de Ciudadanos. La investidura se ha producido tras la negociación de un laborioso pacto en el que C´s ha conseguido “imponer condiciones”, citando diversos números: 82, 58… de condiciones.

Con carácter general hay que felicitar a las dos partes negociadoras, por la forma en que han desarrollado la negociación (al menos hacia el exterior) y por las condiciones o puntos regeneradores, que deberá cumplir el nuevo gobierno autonómico, del PP, aunque hubiera sido mejor que C´S hubiera entrado a formar parte del nuevo gobierno. En efecto, renovar personas, métodos y controles es muy saludable en la democracia.

Hay que plantear una cuestión previa sobre el insatisfactorio sistema electoral vigente local y autonómico. El actual sistema electoral debería evitar tanta negociación postelectoral ya que permite —y anima— a realizar una suma variopinta de apoyos de partidos, con investiduras “sorpresa”, que, como hemos visto en el mes de junio, acaba en ocasiones dando el gobierno a quien no representa a la mayoría —minoritaria de ciudadanos. La cuestión exige el debate y aprobación, inmediata, de una nueva ley electoral que incluya la segunda vuelta para que gobierne quien, realmente, represente a los ciudadanos; es decir quien obtenga la mayoría absoluta de los votos, (más del 50% de los votos emitidos). En todo caso, sea con listas abiertas, o con elección singular del Alcalde, o con el sistema de circunscripción reducida —unipersonal o pluripersonal— es necesario acercar al candidato al ciudadano pues, ciertamente, los ciudadanos no conocemos a nuestros representantes, ni sus méritos, ni experiencia, ni formación, ni sus deméritos, y, una vez elegidos, son casi inalcanzables.

Por tanto, a falta de otro sistema electoral, consideramos racional y acertado el procedimiento seguido para la investidura de la Presidenta de Madrid, entre PP y C´S. Por el contrario, ha sido absolutamente deficiente el seguido para investir a la Presidenta de Andalucía que ha obtenido el apoyo casi incondicional de C´S. También cabe decir que ha sido muy insatisfactoria la investidura recibida por la alcaldesa de Madrid, regalada por el PSOE, porque no se conoce el programa ni el proyecto de ciudad que tiene su grupo Ahora Madrid. Por ello, podemos concluir que hay investiduras “razonadas” y otras viscerales o, “porque sí”.

Por ejemplo: ¿Qué condiciones han puesto los socialistas a Ahora Madrid en la elección de la nueva alcaldesa de Madrid? Nada ha trascendido, ni sabemos qué proyecto de ciudad tiene la nueva corporación municipal, salvo “el cambio”. Sería bueno tener una idea… y hablar de ciudad abierta, limpia, acogedora, segura, culta, respetuosa con las iniciativas, sin déficit, auditada…

La representación política ha de ejercerse debe forma responsable y el procedimiento racional de apoyos —con pactos— aumenta la calidad democrática que tanto necesita nuestro país. Responsabilidad, transparencia, búsqueda de eficiencia y control del gobernante por los partidos de la oposición, son conceptos que los ciudadanos necesitan ver en la práctica, para sentirse respetados; sus efectos serán inmediatos: redundará en aumentar la valoración de la política, de los políticos y de los partidos políticos.

Felicitados los negociadores, sin embargo, hay que decir que, lamentablemente, no se conoce el texto completo, la “letra pequeña”, del pacto entre PP y C´S, que es muy importante para que los ciudadanos entendamos y sigamos la evolución de las ideas de regeneración. Se conoce que incorporan objetivos de transparencia, lucha contra la corrupción, mantenimiento de beneficios fiscales, pero, expresamente, han excluido el debate de la gestión privada de servicios públicos o las privatizaciones.

Lo que sí debe tener presente el nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid es que Madrid es un referente para los empresarios como región atractiva para invertir con seguridad jurídica y económica; así, según el informe de 2015 del Think Tank, Civismo, Madrid es la región de mayor crecimiento porque tiene el mayor nivel de libertad económica de España. Demuestra la relación directa: libertad-crecimiento económico. La política de reducir impuestos, eliminar burocracia y gestionar los recursos públicos de modo cuidadoso hará que el futuro sea brillante.

CONCLUSIÓN

Merece ser elogiado el procedimiento de investidura, “razonada”, de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Sra. Cifuentes, pactado con el apoyo de los votos de C´S. Sin embargo, ha sido deficiente el procedimiento de apoyo, “porque sí”, dado por los socialistas en la investidura de la alcaldesa de Madrid, en donde no se conoce programa alguno, ni proyecto de ciudad, salvo el simple deseo de “cambio”. El crecimiento económico de la región de Madrid es mayor que el de las otras comunidades autonómicas porque tiene el mayor nivel de libertad económica de España; por ello, el nuevo gobierno debe mantener este principio para que las empresas creen riqueza y empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.