Operación de emergencia y rehabilitación

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

El 20 de Noviembre de 2011 se celebrarán las elecciones generales en España en un momento de grave tensión económica; la gravedad, conocida por todos, se llama: crecimiento “0” (en tercer trimestre 2011), 5 millones de parados, un déficit  presupuestario en 2011 de 70.000 Millones de Euros y un precio de financiación de la deuda pública española al 7%, es decir, en zona de rescate por la U.E. Para colmo el Presidente Sr. Zapatero ha echado la culpa  a las instituciones europeas diciendo en un mitin electoral que deben ellos dar la solución porque ya hemos cedido mucha soberanía. Hay que cambiar el capitán y el rumbo de la nave y parece, según los sondeos electorales, que así va a suceder. La mala situación económica y presupuestaria también existe en Grecia y en Italia y es conveniente que analicemos lo ocurrido allí a nivel político para evitar que se repita en España. Todo trae causa de los “mercados”, es decir,  los compradores-inversores de la deuda pública emitida por estos países se han asustado del estado de finanzas de los países “gastones” con economías paralizadas; por ello, exigen mayor rentabilidad de los bonos que emiten. Ahora, la prima de riesgo de España es casi de 500 puntos básicos, es decir, debemos pagar el 7% de interés en los bonos a 10 años, un costo de 5% más que Alemania que paga el 2%. ¡Es la disciplina de la prima!

La consecuencia es clara: los países del Euro, los líderes de la Unión Europea y los “mercados”, es decir, los inversores en deuda pública exigen cambios económicos en los países “gastones” y hemos comprobado que si los gobiernos no cumplen con los compromisos de Europa, dejan de apoyarles en la prima de riesgo haciendo insoportable el coste de la deuda; en ese momento el Gobierno afectado tiene que dimitir, humillado. Desde hace unos meses, vía elecciones generales, han cambiado los gobiernos en Irlanda y en Portugal. En este mes de noviembre de 2011; ¡sin elecciones generales!, los parlamentos de Grecia e Italia han cambiado sus primeros ministros que han designado gobiernos de técnicos y no de políticos, para  hacer los deberes y cumplir con las reformas y ajustes.

Vemos que, ya existe en Europa una autoridad monetaria y presupuestaria “de facto”, por la vía de los hechos, a falta de la configuración jurídica que le atribuya competencias para el control presupuestario interno de cada país.

En Italia le han visto las orejas al lobo y el diverso y complicado Parlamento italiano, ha votado la investidura de Mario Monti, como primer ministro de Italia. Monti es un tecnócrata, conocido y merecedor de confianza en las instituciones europeas, cuyas iniciativas legislativas tendrán que respaldar los parlamentarios de partidos que apenas conoce. Algo similar ha ocurrido en Grecia en donde las resistencias al cambio del anterior Presidente Papandreu y de su Gobierno le han llevado al precipicio; el nuevo presidente de Grecia Papademus, es otro tecnócrata conocido en Europa. Vamos a pensarlo despacio: son presidentes de Gobierno sin partidos políticos que los respalde, ni han ganado unas elecciones generales que les legitime.

CONCLUSIONES: En estas circunstancias de emergencia económica presupuestaria, se celebran las elecciones generales en España el 20 de Noviembre de 2011. Los nuevos gobernantes saldrán legitimados por las urnas, conocen la situación, habrán de exponer la realidad auténtica a los ciudadanos y aplicar –con toda urgencia – la cirugía necesaria. El nuevo gobierno no tendrá mucho tiempo para aprobar el Presupuesto de 2012, habrá de acreditar nivel técnico, capacidad de diagnóstico, y valor para ejecutar los ajustes (reducir 40.000 Millones de euros en los años 2.012 y 2.013). Debe hacer lo que se espera de él porque, en caso contrario, lamentablemente, estaremos como Grecia, e Italia. No podemos fracasar y debemos cumplir con lo esperado por Europa. La alegría le va a durar poco al partido ganador porque la operación de amputación es una emergencia y las reformas estructurales son la rehabilitación del operado; o, dicho en refrán español: “cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.