¡Cuiden su democracia!

Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, diputado y candidato a Presidente de Venezuela, ha denunciado el 2 de julio en la Casa de América que el régimen autoritario de Maduro mantiene encarcelados a su esposo y a otros políticos, como presos políticos, de forma arbitraria, sin garantías jurídicas y con violación de los derechos humanos.

En su intervención aconsejó a los españoles: “cuiden su democracia” y eviten caer en la inseguridad jurídica y la arbitrariedad que el régimen chavista ha implantado. La Sra. Tintori sabe que los líderes del Partido político Podemos son amigos y están apoyados económicamente por aquellos populistas y anima a la población española para que no sea ingenua y evite acabar sufriendo lo que, actualmente, padece la población venezolana, por la autoritaria acción política y errática gestión económica de ese gobierno.

Simultáneamente, estamos viviendo en Europa el caso de Grecia, gobernada por otro partido populista, Syriza, radical comunista, también amigo de Podemos, que ha llevado a la población griega y a las finanzas públicas al caos más absoluto en los escasos 6 meses que lleva gobernando. Desde Enero de este año no ha hecho nada positivo por su país limitándose a invocar la soberanía, y el “orgullo y la dignidad nacional” como factor legitimador para conseguir una quita de la deuda que tiene Grecia con Europa y el FMI, así como para resistirse a cumplir las reformas comprometidas por Grecia con la UE. Así, las negociaciones con la UE, que ya ha rescatado a Grecia dos veces de la suspensión de pagos, se han convertido en un proceso irracional. El resultado conseguido por este gobierno para el pueblo griego ha sido la huída de capital, la inseguridad jurídica e inestabilidad económica, el corralito bancario, las colas de la gente ante los cajeros automáticos para sacar 60 € de su dinero o 120€ semanales permitidos a los pensionistas. ¡Vaya éxito de gestión!. Las fotos y reportajes de los griegos haciendo cola ante los cajeros bancarios deben ser vistas y mover a la reflexión.

El próximo domingo 5 de julio está previsto celebrar en Grecia, a instancia de su gobierno, el referéndum popular vinculante sobre la aceptación (voto: si) o rechazo (voto: no) de las condiciones propuestas por la UE para continuar dando ayuda, es decir, dinero, en el marco del rescate económico de Grecia.

Deseo y espero que el resultado sea un Si mayoritario, por dos razones; la primera, para que los griegos continúen en la UE y en el euro y, la segunda, para que dimita el gobierno de Syriza, que tanto daño está haciendo a la población griega a la que ha embaucado con cosas imposibles, en la campaña electoral que le llevó al poder y que, ingenuamente, creyeron sus votantes (quitas, ayudas gratis, más pensiones, más empleo público, no subida de impuestos…) e, incluso ahora, sigue manipulando la información que llega a la población. Deseo que la población despierte en el referéndum, vote si y mande a casa a ese irresponsable gobierno.

De todos es conocido, o deberíamos ya saber, que la UE persigue una política económica con estabilidad presupuestaria y equilibrio de las cuentas públicas de los países europeos, incluido Grecia. Grecia necesita mejorar incorporando procedimientos administrativos con transparencia que le permita luchar contra la injusticia social, el abuso y la corrupción sistemática. Asimismo, la administración pública se caracteriza por el excesivo número de empleados públicos y el clientelismo de los partidos, y en esa sociedad subsite un sistema arcaico y privilegiado de edad de jubilación, pensiones superiores a la media de las europeas, falta de recaudación fiscal y rigidez laboral. Por ello, es absolutamente lógico tratar de cambiar los malos usos y modernizar la gestión pública; con ese fin la UE ofrece ayudas económicas y pide cambios y reformas estructurales. Grecia necesita una renovación integral como elemento previo al proceso de inversión para el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo.

Aunque sea muy diferente la situación económica y social de España y de Grecia, conviene conocer lo que está sufriendo el pueblo griego por la sinrazón, torpeza y promesas imposibles de aquel gobierno populista que es amigo de los radicales populistas españoles.

La comparación con España es lejana porque la población española es de 47 millones frente a los 10 millones de Grecia, nuestro PIB es de 1 Billón de euros frente a 170.000 millones de Grecia, y nuestra deuda pública es del 100% del PIB frente al 170% de Grecia. Además, desde 2014, la economía española está creciendo, ahora al 3% anual, aunque debemos perseverar en las reformas estructurales ya que hay 4,2 millones de parados que necesitan un empleo: ahora bien, la realidad acredita el buen ritmo de creación de trabajo en España.

CONCLUSIÓN

Aprender de la experiencia ajena es importante. Los españoles debemos cuidar nuestra democracia y defender el actual robusto crecimiento económico. Es de agradecer las advertencias de quienes sufren las dictaduras, de que no podemos ser ingenuos con nuestra democracia, ni crédulos con las promesas económicas “imposibles” de los partidos políticos comunistas populistas. La ideología comunista ya ha fracasado en muchos países, europeos y no europeos, y en donde ahora gobiernan, como Venezuela o Grecia, han arruinado a la población en sus libertades y en su economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.