Dos visitas distintas a Estados Unidos

Pasar unos días de vacaciones en Estados Unidos ha sido muy gratificante. En esta ocasión, además de desconectar con la rutina diaria, he comprobado, personalmente, que la crisis económica surgida en 2007, precisamente en USA, por las hipotecas subprime o hipotecas basura, está superada.

El ambiente social y económico que he encontrado ahora es muy agradable; a las familias se las percibe tranquilas, y las empresas y profesionales viven una fase de crecimiento con magníficas expectativas. El sábado Santo conocí en Miami a varios jóvenes empresarios locales entre los que había un griego representante de vinos; un afroamericano propietario de una empresa local de transporte y un español importador de mármoles de Italia. De modo inconsciente fuimos hablando, alternativamente, en inglés o en español, pues todos conocían nuestro idioma; cosa que, por otro lado, está generalizado en muchas partes de USA. A lo largo de la conversación aprecié la seguridad en el presente y la ilusión ante el futuro que cada uno sentía por la evolución de su respectivo negocio a pesar de que los habían iniciado recientemente.

Tras vivir este ambiente envidiable, aunque, lógicamente, como toda sociedad tenga sus problemas, he encontrado de vuelta a España las crónicas sobre la visita a Nueva York del Sr. Mas, presidente de la Generalidad de Cataluña, a donde ha ido para pronunciar una conferencia sobre “el proceso de independencia” de Cataluña. Dicen que, han asistido 200 personas entre “españoles y catalanes”. También he visto una foto de dicho Sr. ante la puerta de la oficina de la Generalidad de Cataluña en Nueva York.

¿Cree el Sr. Mas que ha despertado entusiasmo en Nueva York su pretensión política?. Puedo afirmar, conociendo tal ciudad y el ambiente americano impregnado de esfuerzo, superación, competitividad… que su afán independentista, separatista, rupturista de España, fundado en “la identidad de su pueblo” interesa nada o muy poco, salvo a las empresas que no dudarían en trasladarse a otra parte de España; como dice el último número de la revista americana FORBES.

Creo que el Sr. Mas ha elegido un mal sitio para defender su proceso independentista pues desde un punto de vista político, USA es un país que aborrece los nacionalismos europeos pues son la expresión de una sociedad cerrada y, además, los ha padecido en las dos guerras mundiales, en las que, precisamente, USA, participó activamente en defensa de la libertad, la exclusión ideológica y el abuso identitario.

Desde un punto de vista social, Estados Unidos es un país que trata de incorporar a todos los inmigrantes, cualquiera que sea su origen o lengua, posibilitando desde la ley el desarrollo en igualdad de oportunidades de los proyectos profesionales o empresariales.

También en USA se han conocido intentos de secesión, uno fue el origen de la Guerra Civil de Secesión del siglo XIX, y otro, en 2013, fue la petición “pacífica” de 125.746 ciudadanos de Texas que, en base al llamado “derecho a decidir”, plantearon al gobierno USA su deseo de separarse de USA y crear su propio gobierno. Tal petición fue rechazada por el Presidente Obama porque la Constitución establece la unión perpetua e indestructible de la Nación y si alguien quiere el cambio de gobierno, para tener un mejor administrador, debe realizarlo con el ejercicio del voto en las elecciones.

Finalmente, España es muy conocida en USA por su lengua, cultura e Historia y Cataluña se conoce como una región española, difícilmente distinguible, pues presenta los mismos rasgos culturales e históricos desde la ocupación de Roma, que el resto de España.

Por ello, es lamentable que el Sr. Mas, en vez de dar una imagen de España unida, fuerte en Europa y con seguridad jurídica para atraer inversiones, pretenda dar la falsa imagen de pueblo catalán oprimido, víctima de los españoles.

Pero, como esforzados españoles que pagamos nuestros impuestos, es decir, como españoles y contribuyentes no puedo olvidar, que el Sr. Mas, como Presidente de una institución del Estado, está gastando nuestros recursos públicos y utilizando los medios de un ente constitucional del Estado, para tratar de separar Cataluña de España, para lo cual, carece de competencia. Es decir: se aprovecha, ilegalmente, para sus fines partidistas, de las instituciones y de los medios que están destinados a los intereses generales, para conseguir un fin, asimismo ilegal; además, en todo caso, puede democráticamente, plantear una reforma constitucional, que votemos todos los españoles.

Para los españoles contribuyentes es importante tener claras dos ideas: Primero; ni el Sr, Mas ni el gobierno que preside tienen competencia para desarrollar actividades separatistas desde su gobierno. El art. 148 de la Constitución Española enumera las competencias de las Comunidades Autónomas, entre las cuales no se encuentra el objetivo de la independencia de alguna Comunidad Autónoma, ni su Estatuto de Autonomía lo contempla.

Segundo; el Gobierno de la Generalidad, no puede gastar un céntimo de euro en actividades destinadas a la independencia perseguida porque la autonomía financiera sólo está reconocida para “el desarrollo y ejecución de sus competencias”; según dice el art. 156.1 de la Constitución Española.

Como ha reiterado el Tribunal Constitucional (Sentencias 4/1981 y 247 de 12 de diciembre de 2007): “la autonomía hacía referencia a un poder limitado… pues… autonomía no es soberanía…” y dado que cada organización territorial dotada de autonomía es una parte del todo, en ningún caso el principio de autonomía puede oponerse al de unidad…que es donde alcanza su verdadero sentido, como expresa el art. 2 de la Constitución Española…y la supremacía del interés de la Nación de que el Estado quede colocado en una posición de superioridad”.

CONCLUSIÓN

Muy distintas han sido las dos visitas relatadas de estos dos españoles en USA. Para este particular español, USA aparece como un país que integra personas, cualquiera que sea su origen, raza o religión, sin discriminación, y con las posibilidades económicas y de todo orden que ofrece una sociedad abierta. Sin embargo, el Presidente de la Generalitat de Cataluña, Sr. Mas, ha hecho una visita, pagada con recursos públicos, para presentar su proyecto nacionalista separatista, basado en un supuesto derecho a decidir de “su” pueblo, por razones de identidad, para intentar implantar una sociedad cerrada. Pero…en USA, gusta más la sociedad abierta, en libertad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.