El triunfo de la libertad y de la unidad

En un reciente viaje a Washington visité el Ford´s Theatre donde el Presidente Lincoln recibió un disparo durante una representación, el 14 de abril de 1865, falleciendo en la madrugada del 15 de abril. El Teatro continúa en funcionamiento y, han instalado en él un museo, enormemente didáctico,sobre el Presidente y la Guerra Civil de USA 1861-1865.

Lincoln ganó las elecciones en noviembre de 1860; durante su campaña electoral no anunció la prohibición de la esclavitud en USA si alcanzaba la presidencia, sino que no permitiría que la esclavitud se extendiera a los llamados libres (sin esclavitud) procedente de los estados “esclavistas”. Esto asustó a parte de la población de los Estados del Sur (esclavistas) al temer el fin de la esclavitud, perder las propiedades, la paz, su seguridad y que se hundiera su economía. En esas circunstancias fue creciendo el sentimiento de secesión y el 20 de diciembre de de 1860, antes de que Lincoln tomara posesión de la presidencia (lo que ocurrió el 4 de marzo de 1861) los legisladores de Carolina del Sur votaron la separación de este Estado de los Estados Unidos. Otros Parlamentos de los Estados Sureños votaron también la secesión: Mississippi, Florida, Alabama, Georgia y Lousiana, los cuales, en una reunión de Alabama, fundaron los Estados Confederados de América; inmediatamente después, en los meses de abril y mayo, de 1861, se separaron e incorporaron a la Confederación, Carolina de Norte, Virginia, Arkansas, Texas y Tenessee. El resultado fue de 23 Estados en la Unión y 11 en la Confederación.

Tras tomar posesión de su cargo el Presidente Lincoln declaró que la secesión era ilegal porque quebraba la nación que en los años 1770 habían creado los padres fundadores, y que su deber era mantener la unión. Así, ordenó defender la base militar del puerto de Fort Sumter situada en Carolina del Sur que pretendieron ocupar los rebeldes y llamó a 75.000 voluntarios para dominar la insurrección. Lincoln pensaba que la insurrección duraría pocos meses y que los rebeldes serían derrotados rápidamente. Ocurrió lo contrario. Los confederados derrotaron a la Unión en la primera batalla importante, la de First Manassas (Virginia) lugar muy próximo a Washington. La Confederación aspiraba a consolidar la secesión y la independencia y no pretendía dominar el Norte porque los rebeldes eran conscientes de la superioridad del Norte en recursos, industrias y población (22 millones en el Norte y 9 en el Sur, de los cuales 3,5 millones eran esclavos). Tras los primeros reveses la Unión fue ganando batalla tras batalla; fue muy importante la batalla de Gettysburg de 1 a 3 de julio de 1863 y unos meses después, el 19 de noviembre, el Presidente Lincoln pronunció un breve pero conocido discurso en lo que fue campo de batalla, convertido en cementerio, en donde fueron enterrados miles de soldados que allí habían caído. Unos meses antes, haciendo uso de sus facultades legislativas extraordinarias en tiempos de guerra había dictado la Proclamación de Abolición de la esclavitud.

Lincoln dijo en Gettysburg (este discurso consta en una pared interior de su Memorial en Washington) que “all men are created equal”, todos los hombres ha sido creados iguales; que allí descansaban quienes habían dado su vida para que la (nuestra) nación pudiera existir y que su muerte no sería en vano porque “esta nación, protegida por Dios, disfrutará el renacer de la libertad y con el gobierno del pueblo, para el pueblo, por el pueblo no desaparecerá de la tierra”.

Richmond, capital de la Confederación, situada al Sur de Washington a unos 100 kms cayó el 3 de abril de 1865; tres días después el ejercito de la Confederación fue derrotado en Sayler´s Creek (Virginia); el 9 de abril de 1865 el General rebelde Robert E. Lee, para evitar más derramamiento de sangre, se rindió al General Ulises S. Grant y el 15 de abril murió asesinado el Presidente Lincoln.

Lincoln había salvado la Unión y en un discurso se dirigió a todos los americanos de ambos lados para dejar atrás sus diferencias pues “that way they could march together into a brighter future for all”, es decir, el camino lo podían andar juntos hacia un futuro mejor para todos.

La Guerra de Secesión que allí llaman Guerra Civil, duró cuatro años, murieron 620.000 soldados de ambos bandos en la guerra y por enfermedades; además murieron más de 100.000 civiles. Son muchos los monumentos, placas y documentos que, con todo respeto, recuerdan los caídos de ambos bandos. Así, existe una gran avenida de entrada en la capital que lleva el nombre del General R.E. Lee.

Los efectos de la contienda quedaron plasmados en un gran esfuerzo de “Reconstrucción” del Sur, y en tres enmiendas de la Constitución USA; la 13ª de abolición de la esclavitud; la 14ª de reconocimiento de garantías de derechos a todos los ciudadanos americanos y la 15ª que abolió las restricciones de raza para votar.

La libertad y la igualdad de derechos de las personas fueron reconocidos en USA tras aquel periodo dramático y la Unión fue reforzada como única nación indivisible para cumplir el objetivo fundacional de los Estados Unidos y para que todos los ciudadanos, el pueblo, pudieran vivir en libertad en la nación indivisible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *