Obama y Draghi

Retos, medidas, unión…

Estas tres palabras han sido reiteradamente utilizadas en dos discursos de la misma fecha 12 de febrero de 2013, que nada tienen que ver entre sí, pero ambos muy importantes. Una intervención ha sido del Presidente del Banco Central Europeo, Sr. Draghi, en el Congreso de los Diputados de España y la otra ha sido del Presidente Obama en su discurso del Estado de la Unión en USA ante la Cámara de Representantes.

Ambas personalidades han seguido un método análogo de exposición, rigurosa y seria, con un esquema de razonamiento lógico sobre los respectivos retos de sus ámbitos de competencia y aportando soluciones para los problemas; además, han coincidido en sus discursos, cada uno en su ámbito de responsabilidad, en la idea de la necesaria unión. El Presidente Obama ha reiterado la necesidad de la unión de los ciudadanos americanos, y el Sr. Draghi en el deseo de fortalecer la unión de Europa y de sus países; ambos, para temas distintos, a miles de kilómetros de distancia, han repetido, como un mantra, la palabra “unión” para espolear la conciencia de los oyentes y buscar soluciones en unidad. Debo confesar que he pasado envidia al oír y leer estos discursos al compararlos con la forma y el contenido del debate político español de estos momentos; en efecto, no hay tal debate sino una sarta de casi insultos que no entran en el análisis de los problemas ciudadanos, que requieren decisiones, pues son casos graves de corrupción de los partidos políticos y de separatismo de algunos partidos nacionalistas.

El Sr. Draghi, con forma exquisita ha expuesto, austera y razonadamente, que España está avanzando en sus reformas económicas y que ha de continuar en la lucha por la reducción del déficit presupuestario; ha alabado el esfuerzo de la población española que ha permitido mejorar competitividad y ha recordado que el Banco Central Europeo está empeñado en el éxito de la Unión Europea y de la moneda común bajo principios de dirección común, cohesión y solidaridad. Que los países inmersos en reformas dolorosas no se deben sentir abandonados a su suerte; y que la política monetaria del Banco Central Europeo ha permitido que las instituciones de crédito españolas hayan obtenido liquidez de unos 300 mil millones de Euros a casi coste cero, para dar crédito a familias y empresas.

Creo que los españoles, de natural agradecidos y correctos, debemos expresarlo en voz alta, pues es claro que no estamos solos con nuestros problemas y Europa está pendiente de nosotros; como ha dicho el Presidente del Banco Central Europeo, hay “que seguir avanzando en el doble desafío de fortalecer nuestra unión y restablecer un crecimiento sólido y estable”.

El otro discurso que quiero comentar y del que podemos aprender, es el discurso del Presidente Obama de 12 de Febrero de 2013; ha manifestado que la politica no es sólo lucha por el poder sino ejercicio de gobierno, para mejorar el país y dar esperanza a todos sus ciudadanos.

El Presidente Obama, ha hecho una intensa llamada a la unidad de los ciudadanos de los Estados Unidos para intentar resolver los problemas pendientes; ha recordado y agradecido el alto grado de colaboración existente entre los rivales políticos para enfrentarse a los problemas del país, porque “mejorar es la tarea de todos nosotros”; y cuando se ha referido a los ajustes del déficit presupuestario ha dicho que “es obligación de nuestra generación arrancar nuevamente el verdadero motor de crecimiento económico en USA, que es una clase media próspera y creciente”; desea “que el gobierno fomente la libre empresa, recompense la iniciativa individual, y le abra las puertas de la oportunidad a todo inicio en todas partes de esta gran nación”. “El pueblo americano no espera que el gobierno solucione todos los problemas y no espera que los que estamos en esta Cámara estemos de acuerdo en todos los asuntos, sin embargo, sí espera que pongamos los intereses de la nación por encima del partido…”; hay que hacer reformas… de no ser así “nuestros programas de jubilación le quitarán recursos a las inversiones que necesitamos para nuestros hijos, y pondrán en peligro la promesa de una jubilación segura para las generaciones futuras…”. Más aún, ha expuesto concretos proyectos de mejora de infraestructuras y para la recuperación de la industria americana que había emigrado, con el fin de crear puestos de trabajo americanos; también quiere pactar un área de libre comercio con Europa y ha afirmado que todos los proyectos de reforma propuestos no van a exigir un centavo más a los contribuyentes.

Mientras los discursos expuestos derrochan buena fe, compromiso constructivo para superar problemas generales y hacen un análisis sereno en busca de soluciones, en unidad, es penoso reconocer el mal ambiente político en España que ni siquiera respeta las formas. Los ciudadanos estamos desagradablemente sorprendidos por los casos de corrupción y el afán separatista de partidos nacionalistas que no desean convivir con el resto de españoles ni colaborar en el esfuerzo de superación nacional de la crisis económica. Pero más nos sorprende que no haya una inmediata reacción y se tome la iniciativa legal necesaria para intentar acabar con la corrupción. La población española espera una eficaz acción y dirección del Gobierno como reconoce el art. 97 de la Constitución Española al decir que “El Gobierno dirige la política interior y exterior…”

De otro lado es importante armonizar la legislación para facilitar el reforzamiento del Estado ante algunas autonomías que presentan comportamientos egoístas, no unitarios, y la mejor vía es recuperando la gestión en áreas de educación y sanidad.

CONCLUSIÓN

Los dos discursos comentados, del Presidente Obama y del Presidente del Banco Central Europeo, Sr. Draghi, exponen los retos de cada entidad que presiden, así como las medidas a adoptar y la unión necesaria para avanzar. En España podemos tomar ejemplo de esta forma de exponer y analizar los asuntos públicos abandonando las malas formas y haciendo un debate de calado en los problemas actuales que nos preocupan, corrupción y separatismo, y de superación de la crisis económica; todo ello exige, auténtica unión de los españoles.

Un pensamiento en “Retos, medidas, unión…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.