Un artículo de Jorge Rodríguez-Zapata (ABC, 3/1/2021)

Alarma constitucional

«La declaración encadenada de estados de alarma sucesivos resulta peligrosa. Las constituciones democráticas recelan de tales situaciones. En España vivimos la prórroga del tercer estado de alarma, que no expirará hasta el 9 de mayo y plantea cuestiones inquietantes: se persigue limitar las funciones del CGPJ, controlar las noticias falsas sin intervencion judicial y se tramita una ley de Eutanasia que trastoca el sistema de derechos fundamentales».

Los constitucionalistas, parafraseando a Newton, podemos observar la actualidad subidos a hombros de gigantes. La célebre polémica entre Carl Schmitt y Hans Kelsen sobre quién debe ser el guardián de la Constitución cobra relieve en estos momentos de pandemia. Durante la vigencia del primer estado de alarma para contener la expansión del SARS-CoV-2 -desde el 14 de marzo hasta el 21 de junio de 2020- parecía como si la norma de cierre de nuestro ordenamiento se hubiera invertido para decir: «Está prohibido y es ilícito todo lo que no está expresamente permitido». La declaración de alarma habilitó para que, sin procedimiento alguno, la voluntad de un ministro se convirtiera en fuente del Derecho, en […]

Leer completo en ABC

Un artículo de Jorge Rodríguez-Zapata publicado en ABC el 3 de enero de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.