Un artículo de Carmen Posadas (ABC, 26/10/2019)

Como niños

Nacidos en tiempos en los que un tuit vale más que mil palabras y en los que los principios, los valores y las ideas dependen de lo que diga la última encuesta, no es de extrañar que nuestros políticos se comporten como lo que son, adanistas bisoños que todos los días creen que están inventando la rueda y, en el caso de los líderes independentistas, como peligrosísimos niños enrabietados empeñados en jugar con cerillas y un bidón de gasolina.

Cuando yo era niña en Uruguay, a finales de los años cincuenta, me admiraba (y horrorizaba) la llegada al país de niños de catorce o quince años a quienes sus padres mandaban solos desde Europa con una carta de recomendación para algún lejano pariente instalado con mayor o menor suerte en el Río de la Plata. Eran tiempos de penurias en toda Europa y las heridas de la Guerra Civil o de la Segunda Gran Guerra sangraban aún. Muchos buscaban nuevos horizontes al otro lado del Atlántico, mientras que los demás aprendían a vivir entre los restos del naufragio trabajando duro y quejándose poco. Incluso entre los miembros de las clases más favorecidas no había tiempo para mirarse el ombligo […]

Leer completo en ABC (previo registro)

Un artículo de Carmen Posadas publicado en ABC el 26 de octubre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.