Un artículo de Unai Mezcua (ABC, 18/11/2020)

Renault pide «apoyo y seguridad jurídica» para invertir en España

En un contexto de crisis, como el generado por el coronavirus, todo esfuerzo cuenta. Luca de Meo, exjefe de Seat y flamante CEO de Renault, reclamó a sindicatos y administraciones públicas ciertas condiciones de cara a la adjudicación del cuarto plan industrial para las factorías españolas. En un encuentro con la prensa tras reunirse con las autoridades españolas, De Meo demandó acordar con los sindicatos y trabajadores medidas para asegurar la competitividad en las plantas de Palencia, Valladolid y Sevilla. «Hay condiciones en España (para invertir) pero necesitamos el apoyo de las administraciones. Tenemos 38 fábricas y tengo que decidir cómo apostar. No dudamos de nuestro compromiso con España, pero hay cositas que necesitamos obtener de los trabajadores y de las autoridades», afirmó.

Renault emplea a unas 14.000 personas en España, «la segunda casa» del grupo galo, tras Francia. Pero recordó que su situación financiera, tras registrar pérdidas de 7.400 millones de euros en el primer semestre de 2020, «es muy complicada». «Si no lo cambiamos, no hay más Renault», explicó gráficamente De Meo, que apuesta por un modelo de negocio menos basado en los volúmenes de fabricación y ventas y más en la rentabilidad. Aunque no quiso entrar en detalles, apuntó a que España puede consolidarse como polo de fabricación de todocaminos, como la próxima generación del Kadjar, y de vehículos híbridos y enchufables, con la nueva tecnología E-Tech pero, insistió, «todo va a depender de la competitividad». Y si no hay acuerdo con los sindicatos «tomaremos nuestras propias decisiones». Al Ejecutivo le reclamó «apoyo financiero y seguridad jurídica» y una «respuesta positiva» a la exigencia del sector de que actúe para evitar la subida del impuesto de matriculación el 1 de enero debido, como adelantó ABC, a un endurecimiento en la normativa de emisiones. En esta línea, propuso elevar a 144 gramos de CO2 por kilómetro el umbral a partir del cual un coche empieza a pagar, frente a los 120 actuales, como ha hecho Francia.

El directivo afirmó que la industria del automóvil española «tiene un reto muy importante» puesto que debe «dar el salto» a fabricar productos de mayor valor añadido. «España tiene 17 fábricas y una plataforma muy sólida, pero si se queda ahí un día va a llegar otro […]

Leer completo en ABC

Un artículo de Unai Mezcua publicado en ABC el 18 de noviembre de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.